APICI – Asociación de Profesionales de Ingeniería de Protección Contra Incendios » Blog Archive » La Policía apunta a que el incendio del asilo de Sevilla se originó en un colchón
La Policía apunta a que el incendio del asilo de Sevilla se originó en un colchón

La Policía apunta a que el incendio del asilo de Sevilla se originó en un colchón

Tres de los seis fallecidos ya han sido identificados.- Siete personas permanecen ingresadas en tres hospitales de la capital hispalense.- El Ayuntamiento de Sevilla decreta tres días de luto

EL PAÍS | Sevilla 09/02/2010

La policía apunta a un colchón antiescaras como origen del incendio que ha costado la vida a seis ancianos la pasada madrugada en un geriátrico privado del barrio sevillano de Nervión. «Casi con toda seguridad la incidencia eléctrica se originó en el colchón, posiblemente por un fallo del cableado», señalan fuentes policiales. El colchón pertenecía a la anciana carbonizada que sufría una enfermedad degenerativa y permanecía en la cama, por lo que el colchón antiescaras poseía un mecanismo eléctrico para mantenerla en continuo movimiento.

La policía se despliega en la residencia de mayores La Aurora- ALEJANDRO RUESGA

Uno de los ancianos afectados por el incendio ingresa de nuevo en la residencia ‘Aurora’ tras ser atendido en un centro hospitalario.- EFE

El inspector jefe de delitos violentos de la Policía Científica de Sevilla ha confirmado que no hay «indicios criminales» en el incendio. Además de los seis fallecidos -tres mujeres, dos hombres y una última víctima aún sin identificar-, otras diez personas han resultado heridas, de las que siete permanecen ingresadas. El fuego, que ya está extinguido, se inició al filo de la medianoche (la primera llamada a Emergencias se produjo a las 23.56 de ayer) en el interior de La Residencia Aurora, situada en el número 98 de la calle Marqués de Nervión. El Ayuntamiento de la capital ya ha decretado tres días de luto.

El responsable policial ha explicado que en la habitación donde se originó el incendio, en la segunda planta, había tres aparatos enchufados: un cubrecolchón, una cama articulada y un aire acondicionado. Según las primeras hipótesis, el origen del fuego ha podido ser cualquiera de los tres aparatos o bien las conexiones a la red eléctrica. La Policía Científica espera que lo aclaren las pruebas de laboratorio dentro de unos diez días.

Las ventanas de los dormitorios están enrejadas, por lo que los mayores no han podido escapar. Entre los fallecidos, se ha identificado a Filomena Zapata, de 97 años, José Vega, de 94, y Lucía Miranda, de 65, que murió carbonizada en la habitación donde la policía cree que comenzó el fuego. Miranda estaba impedida porque, según ha informado un familiar suyo, padecía la enfermedad de Huntington, que se caracteriza por movimiento exagerado de las extremidades y la aparición de muecas repentinas, además de serias dificultades en el habla, informa Manuel Planelles. Fueron atendidas 25 personas por los servicios de emergencia en el mismo lugar del siniestro: 19 residentes, dos monitores, cuyas edades oscilan entre los 70 y los 80 años, y cuatro policías, la mayoría por inhalación de humo. Según ha informado la Delegación Provincial de Salud de Sevilla a Efe, uno de los heridos se encuentra en el Hospital Virgen Macarena, tres en el Virgen del Rocío y tres en el Hospital de Valme. Otras nueve personas fueron atendidas en la residencia, según el servicio de Emergencias 112.

Ventanas enrejadas

El edificio es de propiedad privada, por lo que para su actividad sólo requiere una autorización de funcionamiento. La Junta ya ha confirmado que la residencia tenía toda la documentación en regla. Sin embargo, se está investigando a los propietarios que tienen contratadas a tres personas por turnos para atender a los mayores. El geriátrico está situado en una zona residencial de la capital hispalense. Tiene una planta baja, donde está el salón; una primera y segunda planta, donde se ubican los dormitorios, y la azotea, donde se sitúa el lavadero. Las primeras hipótesis apuntan a que el fuego se pudo originar por un cortocircuito en una habitación de la segunda planta. Todos los dormitorios tienen, además, las ventanas enrejadas.

María del Carmen Sánchez, vecina de un bloque cercano, cree que con este tipo de ventanas, se complicó la labor de los efectivos. «A los bomberos les resultó casi imposible sacar rápidamente a la gente», asegura. Cuando se desató el fuego había en la residencia 19 ancianos y dos monitores, que no sufrieron lesiones, al igual que otros tres residentes.

Según las mismas fuentes, los bomberos tardaron cuatro minutos y medio en llegar al lugar desde que el 112 les alertó tras recibir varias llamadas de ciudadanos que les informaban del suceso. Cuando llegaron al geriátrico se llevó a cabo una cadena humana para sacar a los residentes de las plantas superiores. Al lugar del incendio acudieron de madrugada el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, y la consejera andaluza de Igualdad, Micaela Navarro. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, acompañado de la consejera de Igualdad, ha visitado esta mañana a los tres ancianos heridos que acoge el hospital Virgen del Rocío.

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado.