Un incendio destruye el almacen de una tienda excepto la zona donde se encontaban los rociadores automaticos


René de Feijter de  Efectis  informa que el almacén de una tienda en Schijndel, Países Bajos, fue destruido por un incendio el 10 de Junio. El almacén era propiedad de Boerenbond y principalmente guardaba productos de jardinería y animales. Todo excepto una parte del edificio se quemó. La parte que se salvó fue un almacén con más de 1000 kg de fuegos artificiales. Este almacén de fuegos artificiales tenía rociadores automáticos, y sufrió un daño muy pequeño como muestran las fotografías de René, las cuales están en la web. Unas muestran el interior del almacén de fuegos artificiales después del  incendio y las otras el exterior en medio de las ruinas del resto del  almacén  principal.

Desde la tragedia del incendio de fuegos artificiales en Enschede en el 2000, que mató a 23 personas e hirió a 947, los fuegos artificiales en los Países Bajos deben permanecer en almacenes especiales que tengan rociadores automáticos. En este reciente incendio los bomberos evacuaron temporalmente a las personas más cercanas de sus casas como una medida de prevención aunque el sistema de rociadores en el almacén de fuegos artificiales hizo su trabajo.
Alan Brinson
Director
European Fire Sprinkler Network